fbpx

mexERP





¡Nuestro equipo siempre está disponible!
Escríbenos: contacto@wizerp.com
Llámanos: (33) 1167 2664

Emprender ahora es más fácil

Wizerp > Emprendimiento  > Emprender ahora es más fácil

Emprender ahora es más fácil

Dicen que emprender es casi igual a superar tus miedos, pero ¡qué difícil es decidirse a enfrentarlos! ¿Qué te detiene a ti de iniciar (o continuar) con tu negocio? El fracaso se interpone como una barrera enorme capaz de detener a una gran cantidad de emprendedores; aunque también existen otros miedos como el qué dirán, el endeudamiento, la inestabilidad, la pérdida del control y muchos más.

 

Pero al final del arcoíris, está una gran olla de monedas esperándote; o en este caso: detrás del miedo está el éxito. Para vencer los miedos, hay que enfrentarlos. Para emprender, hay que iniciar el negocio.

 

Guía para emprender sin morir en el intento

 

En Wizerp nos encanta ver emprendedores triunfar, por tal razón hemos preparado una guía práctica para que dejes de pensártela y te pongas a dar los primeros pasos de lo que seguramente será una empresa grandiosa.

 

NOTA: Toma los siguientes consejos a tu conveniencia, sin importar el giro que le quieras dar a tu negocio, con la planificación y administración correcta no existen límites.  No hay un orden establecido, todo dependerá de la situación en que se encuentre tu proyecto.

 

1.Idea de negocio.

Ten en claro lo que quieres hacer. Evalúa cómo se sitúa tu idea en el entorno donde quieres implementarla.

 

Si aún no encuentras tu idea de negocio, puedes intentar alguna de las siguientes:

 

– Identifica alguna necesidad que requiera atención y piensa qué producto o servicio puede ayudar.

– Innova. Considera productos o servicios que todavía no han sido ofrecidos. Incluso podrías generar una nueva necesidad en los consumidores.

– Mejora un producto o servicio que otros ya ofrezcan. Atrévete a hacerlo mejor.

 

2. Evalúa tu idea.

 

A veces sucede que podemos encontrarnos con muchas ideas, pero es recomendable que evalúes una a una para identificar el éxito. La idea que más se adecue al entorno tendrá más oportunidad de establecerse.

 

Para realizar esta evaluación, será necesario que investigues, que sondees con personas (quienes posiblemente serán tu público objetivo) para que te compartan sus opiniones y comentarios. Recuerda también evaluar las partes legales y todo lo que pueda implicar la implantación de tu idea.

 

3. Ponle nombre a tu idea.

 

Cuando tengas definida tu idea y estés seguro de la posibilidad de éxito, ¡ya estás listo para tomar decisiones importantes!

 

La primera decisión es el nombre de tu negocio. Toda la información que recopilaste en el paso anterior te podrá abrir a diferentes opciones para darle un nombre a tu negocio.

 

4. Dale un lugar.

 

¿En dónde se localizará tu empresa? Identificar posibles ubicaciones en donde podrías comenzar a establecerte. El lugar dependerá del giro al que se enfoque tu empresa. Pero tampoco te vuelvas loco pagando rentas estratosféricas, recuerda que grandes empresarios comenzaron en el garage de la casa de sus papás. Además, hoy en día existen espacios de co-working y oficinas virtuales.

 

5. Establece y conoce a tus clientes.

 

Debes conocer a quién o a quienes le diriges tu idea. Determina a tu público objetivo, conócelo, descubre qué piensa, qué siente, qué busca, pero sobre todo, conoce sus necesidades.

 

Recuerda que dentro del mercado habrá muchas personas, sin embargo, no todas se adaptan a tu idea, por lo que debes segmentar a consumidores con características similares, teniendo en consideración diferentes variables como ubicación, sexo, edad, nivel socioeconómico, entre otras.

 

6. Piensa como tus clientes.

 

Complementando el paso anterior, debes entender cómo piensa tu público objetivo. Es decir, analízalo de tal manera que puedas conocerlo desde adentro, y así diseñar un producto o un servicio que se acople a sus preferencias. Además, de esta manera podrás generar estrategias con mejores resultados.

 

7. Observa la competencia.

 

Así como es importante familiarizarte con tus clientes, debes conocer a tus competidores. Descubre qué ofrecen, cómo se dirigen en sus mensajes, qué respuestas obtienen y detecta los puntos de mejora para que puedas incursionar tu idea de forma más efectiva.

 

8. Construye tu plan de negocios.

 

Será como la biblia de tu empresa y te permitirá demostrar a terceros lo atractivo de tu idea. Generalmente, un plan de negocios incluye:

 

– Definición del negocio: describe los datos básicos, así como del producto o servicio que quieres implementar.

– Plan de Marketing: estrategias que vas a aplicar una vez puesto en marcha tu negocio.

– Plan de operaciones: requerimientos físicos necesarios para el funcionamiento de tu negocio y la descripción de su proceso.

– Plan de recursos humanos: descripción de tu equipo de gestión y el requerimiento de personal que tendrá tu negocio.

– Plan financiero: cálculo de la inversión, la proyección de ingresos y egresos, así como de la evaluación financiera del proyecto.

 

¡No intentes crear un plan de 200 páginas! Hazlo simple, recuerda que debes intentar convencer a las personas a que sigan tu idea.

 

9. Busca financiamiento.

 

Con tu plan de negocios listo, ahora estarás equipado para encontrar la forma de cubrir la inversión y los gastos de tu empresa.

 

Fuentes de inversión:

– Familiares y amigos

– Prestamos bancarios

– Entidades financieras (normalmente más accesibles que los bancos)

– Inversionistas: personas que podrían financiarte total o parcialmente tu negocio a cambio de una parte de las utilidades.

 

10. Busca un software que te ayude a administrar tu negocio.

 

Es importante que lleves todas las cuentas en orden, por eso debes asegurarte de tener el control administrativo de tu idea. La mayoría de las ideas fracasan ya que no cuentan con una buena administración inicial y su salud financiera se ve afectada generando pérdidas.

 

A pesar que existen muchas plataformas y software especializado, la mayoría son de pago con costos inaccesibles. Por otro lado, hoy en día no es seguro llevar la administración de “forma tradicional” con una hoja de Excel.

 

Wizerp ofrece las herramientas necesarias para poder emprender un negocio, el sistema es completo permitiendo llevar un control adecuado de los ingresos, egresos, cuentas por cobrar, bancos, entre otros. Regístrate gratis y prueba la forma más eficiente de controlar tu empresa.

Wizerp

contacto@wizerp.com